domingo, 29 de abril de 2012

I don't want to be (BSO "One tree hill")

Hoy ha sido uno de esos días en los que te das cuenta que el tiempo pasa y no hay manera de pararlo. Que nos vamos haciendo mayores y los círculos se van cerrando y hay que dejar paso a cosas nuevas. Hoy he visto el último capítulo de la serie que llevaba esta canción de Gavin Degraw en sus créditos iniciales, "One tree hill". Es curioso teniendo en cuenta la memoria a corto plazo que tengo, pero a largo plazo soy una crack y aun recuerdo el primer día que vi la serie. Estábamos en casa todos y era una hora crítica para ver algo en la tele: de siete a ocho de la tarde. En ese momento alguien hizo zapping y de golpe nos encontramos en La 2 con una serie de chicos de instituto donde había dos que por lo visto eran hermanos pero se llevaban a matar, uno rubio (Lucas) y uno moreno (Nathan) y también había animadoras, la empollona, la rebelde..vamos, lo que viene siendo una serie que reflejaba la imagen del instituto americano. Sea como fuere me enganché e hice todo lo que pude para ver los capítulos que me faltaban por ver y luego seguí la serie, no en la televisión claro está (tras dos temporadas en La 2 le perdí la pista, luego la estaban dando en Clan y la última temporada la darán por Cosmopolitan). En América se empezó a emitir en 2003, yo empecé con la serie en 2004, así que han sido 8 años viendo graduaciones, bodas, muertes, crisis, nacimientos... 

Puede sonar un poco ñoño pero me da lo mismo, soy una sentimental y cuando una serie me gusta mucho me da pena que se termine. No se vosotros pero yo me encariño con los personajes. En "Smallville", que acabó el año pasado, me encariñé con Cloe. En "One tree hill" la escogida desde el minuto 1 fue Haley. Empatizo más con los personajes femeninos, que le vamos a hacer. Lo que no quita que hace unos años babeara por Lucas: rubio, ojos azules...como para no babear :P. La novena temporada ha sido en plan "mid season", sólo trece capítulos. Trece capítulos que he visto en una semana aunque el último me ha costado un montón. No quería que se acabara, no quería despedirme de Haley, Nathan, Brooke, Julia, Quinn, Clay... Pero la vida sigue, vendrán más series, me engancharé a nuevas historias, yo viviré las mías y quien sabe si algun dia se cruzará en mi camino un rubio de 1'80m con ojos azules que juegue bien al baloncesto.


 

sábado, 21 de abril de 2012

Somebody that I used to know

Hoy estoy generosa y en lugar de poner una canción voy a poner tres. Bueno, a ver, voy a poner la misma pero tres veces. La original y dos versiones. Hace poco más de un mes, mi "sobrina" me enseñó una canción que andaba por Youtube. El video es de lo más original. Un grupo tocando la guitarra. Hasta aquí todo normal, no?? Pues no. La cosa es que TODO el grupo toca UNA guitarra. Ahí lo llevais. El video lo grabaron para hacer una versión de la canción que da titulo a la entrada de hoy, que es de Gotye. El caso es que el otro día viendo un capítulo de "Glee" vi que una de las canciones versionadas era ésta y me encantó. Más que ninguna, más incluso que el original, que para mi gusto lo veo un poco soso, pero claro, era de esperar después de haber escuchado el cover con la guitarra, que es una pasada, y la versión de la serie. Así que nada, yo os dejo aquí los tres videos y vosotros decidís ;). 

sábado, 14 de abril de 2012

Death of Titanic (BSO "Titanic")

En esta hora exacta,tal día como hoy hace justo 100 años, el Titanic interrumpió su travesía en medio del Atlántico para no volver a reanudarla nunca más. Habia chocado con un iceberg y dos horas y veinte minutos más tarde el barco que habia sido llamado por algunos como "el insumergible" se hundió y desapareció por completo.
Desde ese momento se han hecho infinidad de películas, documentales, libros...Millones de maneras de contar la historia: mezclándola con ficción, fijándose en los datos más técnicos...Sea como fuere, la historia del Titanic es algo que a poca gente deja indiferente, para bien o para mal.

En mi caso en particular, es una historia que me fascina desde hace más de 20 años y este fin de semana va a ser muy emotivo. Tengo la suerte de vivir en la ciudad donde ahora mismo está "Titanic, the exhibition", una magnífica exposición que recorre la historia del transatlántico, que te permite ver objetos reales recuperados del fondo del oceano, que incluso te da la posibilidad de acercarte a un gran bloque de hielo y sentir en tus propias carnes durante unos segundos la sensación de congelación que sintieron durante esas minutos interminables las 1517 personas (aprox) que murieron.
Esto no lo se porque lo haya leído, lo se porque lo he visto. Hace unos años la exposición pasó por Tarragona y me fui sin pensármelo a verla. Ahora vuelvo sabiendo que hay cosas nuevas que no vi en su día y con el añadido de visitarla el día que el Titanic habia desaparecido completamente: el 15 de abril. El día en el que los supervivientes llegaban a Nueva York mientras que los cuerpos de los que no habian tenido tanta suerte flotaban en las frías aguas del Atlántico.

Sonando, una de las melodias de James Horner, galardonado con el Oscar a la mejor banda sonora por "Titanic".


domingo, 1 de abril de 2012

McDonald's

Si a mi me viene alguien y me dice "En tu blog vas a poner un anuncio de MacDonalds" no me lo creo ni jarta de vino. Asi que nada, aqui podemos aplicar eso eso de "Nunca digas nunca jamás" porque...zas,en toda la boca.
Estupefacta me quedé cuando vi el anuncio el otro dia en la televisión. Es de los anuncios más bonitos que he visto en mucho tiempo. Los hay cañeros, divertidos, con acción y este rezuma sensibilidad por los cuatro costados; hasta la canción es preciosa.
A ver, hay gente para todo y más de uno pensará: anda que ponerse a escribir un libro en un MacDonalds...qué poco glamour.
Señores, yo creo que está todo pensadísimo. ¿Por qué no en una hamburguesería? Por ningún otro sitio va a pasar gente más dispar que por ahí: familias, jóvenes, trajeados con prisa...De todo tipo. Carne de best-seller si le echas un poco de imaginación. Y quien no ha repetido local para ver el camararero. Sin decirle nada, sólo para mirarle y poder sonreirle al coger tu consumición.

Lo dicho, una delicia de anuncio. Y sino me creeis, comprobadlo vosotros mismos.