miércoles, 10 de julio de 2013

Get lucky

Tenía muchas ganas de poner esta canción aquí, pero voy tan de culo que cuando tenía tiempo libre para ponerla ya me había olvidado.
La habré escuchado mil veces, en lugares diferentes, en varias versiones...Para mi esta es la canción de mi vuelta a Barcelona.
Después de pasar 17 años en Mataró he vuelto a la ciudad que me vio nacer. Y he vuelto de la mejor manera posible: a un piso precioso a 10 minutos andando de mi trabajo y, sobre todas las cosas, con la mejor compañía posible, la de mi chico.
Curiosa esta vida y las vueltas que da. El año pasado por estas fechas estaba soltera, sin nadie en mi horizonte, preparando un viaje de una semana con mi mejor amiga a la Costa Brava para disfrutar como enanas. Y llegó el Festival de cine de Sitges y a partir de ahí mi vida dio un giro de 180º. Algunos diréis: Pero no empezaste a salir con él en noviembre? Sí, así es, pero el Festival tiene mucho que ver.
 
Ahora que lo pienso, quizá hoy me he acordado de poner la canción de Daft Punk porque esta tarde he pagado la acreditación. Ayer se abrió el plazo para pedirla y hoy he recibido el mail con el OK. Así que nada, acreditación pagada y como tengo el hotel reservado desde hace más de tres meses...a esperar.
Ay, que no os he contado porque es la canción de mi vuelta. Lo es porque esta es la primera canción que escuché cuando nos mudamos. Tras contratar el teléfono e internet mi chico se pudo traer su ordenador al piso. Como yo ya tenía ropa y cosas de aseo fuimos a por la cama (muy graciosos los dos a la una de la madrugada transportándola a peso entre su anterior piso y el nuestro por) y ya nos quedamos aquí. No nos hacía falta nada más. Y en una de las veces que buscaba cosas por internet, puso la canción y desde entonces cada vez que la escucho recuerdo ese día.
 
A partir de ahí no hemos parado: compras, montaje de muebles, más compras, decisiones...Estoy agotada pero, como decía aquel, sarna con gusto no pica. Y poco a poco van llegando las alegrías. La mesa del comedor ya está montada....y el viernes nos traen el sofá!!! No veo el momento de llegar a casa después de un dia de curro y tumbarme, aunque sólo sean cinco minutos, pero dejarte caer como un saco de "papas" es la mejor de las sensaciones después de un dia sin parar.
 
Hala, voy a darle otra vez al play. ;)